La llengua del camaleó

c3adndiceDamos comienzo al sexto y último monográfico de este curso, y si los anteriores nos han llevado hasta cruzar los cielos, en este tiran de nosotros hacia abajo, nos hacen poner los pies en el suelo, y nos ayudan a que, si no podemos evitar que nos mientan, sí evitar que nos confundan.

La manipulación del lenguaje no es un invento de este siglo, pero tal vez sea más evidente precisamente por los medios de comunicación que nos rodean por todas partes, dando información contradictoria que se cruza y que nos tiene que convencer de su “única realidad”, porque “una mentira dicha repetidas veces, se convierte en certeza”.

De todas formas, con una buena manipulación del lenguaje ni siquiera es necesario mentir, porque se consigue que lo intrínsecamente malo suene como algo bueno. No es lo mismo hablar de un accidente que crimen automovilístico, de desaparición física en lugar de muerte, o daños colaterales a los civiles que mueren en operaciones militares. Ya no hay capitalismo, sino economía de mercado, no hay pobres, sino carentes, y a la dictadura militar se la llama proceso.

No nos quejemos, nosotras las mujeres, a las que siempre nos ha tratado “tan bien” el lenguaje (hombre público, mujer pública; zorro, zorra), porque ahora se reconocen nuestros derechos, eso sí, como derechos de las minorías, siendo más de la mitad de la población… Podría seguir escribiendo, pero me han conectado la tele, y se me van las ideas…

M. J. Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s