Concurs Literari 2014: La bicicleta

Ací podeu llegir els  textos guanyadors del Concurs Literari.

CASTELLÀ

Categoria Primers Escriptors

Mi bicicleta 

Todo el mundo, escuchadme: ¡Estoy enamorada!

Tenía la vida ordinaria, todos los días parecían iguales. Ahora el sol reluce más, las flores me sonríen y los pájaros me están saludando.

Mi amante es espléndido y está muy de moda. Quiero cuidarlo, alabarlo, servirle hasta el punto que a veces lo subo sobre mi espalda por las escaleras, haciéndome daño porque él es bastante pesado. Creo que todos somos capaces de ayudar a los demás cuando estamos enamorados.

Me da placer estar junto a él. Él facilita y adorna mi vida. Me regaló muchos momentos felices e inolvidables. Yo perdí nueve kilos de peso para agradarle.

Nunca me ofendió, aunque me ha golpeado a veces. Él mejoró mi autoestima. Ahora ya sé que puedo subir a la montaña más alta, nadar el río más ancho.

¡Le agradezco por todo!

Tenía un vínculo muy fuerte con él. Quería seguir sirviéndole siempre. Pero un día mi amante me plantó.

No era su voluntatd, no quiero juzgar a nadie. Respetando las palabras de la Biblia “ No juzgues y no serás juzgado” Lo que ocurrió es que me lo robaron.

No decir que es algo bueno, pero puedo entender que una situación mala de la vida empujó a alguien a cometer aquel crimen.

Sea como fuere, quiero aconsejar a todos : ¡Sigan amando a pesar de todo! ¡El amor es el fundamento de la vida, nuestro perdón y nuestra salvación!

PD. En Rusia la bicicleta es del género masculino.

Olga  Gainut( Español Medio)

Categoria Escriptors Consagrats

Recuerdos

! No es posible, me la han traído ¡ Esas fueron las primeras palabras que salieron de mi boca al comprobar que los Reyes Magos se habían acordado de mi petición. Petición repetida en cada línea de mi carta.

Por ello lo recuerdo con tanta nitidez, al ver la cara de mi hijo recibiendo su regalo de cumpleaños.

La bicicleta marcó los jóvenes años de mi vida; Alejandro mi vecino, unos años mayor que yo, poseía la bicicleta de mis sueños, era azul, con el manillar cromado y unos ligeros toques plateados sobre el celeste de los guardabarros.

A partir del momento que la tuve, se hizo indispensable, con ella iba al colegio, observando el patio donde la aparcaba desde la ventana de la clase temiendo que algo la dañara. Hacia todos los recados que mi abuela me encomendaba subido en ella, e imaginaba grandes aventuras con mis amigos; en ellas recorrí todas las capitales españolas, incluso algunas del extranjero, pero lo que más me gustaba, eran los paseos domingueros con mi padre; nos levantábamos temprano, mi madre nos preparaba unas suculentas tortillas que guardaba en una fiambrera, en un saquito de ganchillo hecho por mi abuela nos metía el pan, los sabrosísimos tomates recién cogidos, las manzanas y las peras completaban el menú, que depositábamos en una cesta, y así pertrechados tomábamos la ruta de las Casas de Medina distante a unos siete kilómetros del pueblo. Allí nos esperaba mi abuelo, que como solía decir “ se levantaba con las gallinas “y había hecho el camino a pie, los tres compartíamos el almuerzo, durante el cual la conversación giraba sobre las cosechas y los problemas que creaba la falta de agua en el pueblo; yo lo único que deseaba era empezar mi pedaleo, me encantaba ir y venir por las sendas entre  los pinos y las carrascas que allí abundaban. Más de una vez volví a casa con las rodillas “desolladas “ como solía decir mi madre, pero eso no me desanimaba, soñaba con ser un estupendo ciclista y estos percances no me harían desistir.

Con los años los paseos domingueros se alargaron, subíamos con frecuencia al Remedio, cuyo ascenso por la carretera plagada de curvas nos hacía desear la llegada al Santuario, sito en la sierra del Negrete a 1307 metros sobre el nivel del mar, para disfrutar de la frescura del agua que descendía de la montaña hasta la fuente. Después de un merecido descanso, subíamos a “ nuestra roca “ desde donde el paisaje era impresionante. La degradación del color, con sus luces y sombras nos subyugaba.

Cuando alcance la edad de la independencia, mis salidas continuaron, pero con mi grupo de amigos. Nos dedicábamos a visitar los pueblos vecinos, creando una red de amistad, ligada como es de suponer a la bicicleta.

Cada vez nuestras correrías eran más largas, y así empezamos a participar en vueltas ciclistas comarcales, soñando con el ,Giro de Italia o el Tour de Francia. No pudo ser, pero en estas idas y venidas conocí a quien hoy es mi mujer y madre de mi hijo.

Por ello al ver la alegría en su rostro recibiendo su “bici” como regalo de cumpleaños, he revivido los recuerdos de antaño. Deseando aunque la vida no es la misma, poder hacer rutas y senderos con mi hijo; como en mi niñez yo hice con mi padre.

Pilar Hernández (Enredrat)

 VALENCIÀ

Primers escriptors

La meua bicicleta imaginària es va fer realitat

Jo vaig somiar amb una bicicleta molt bonica. Ma mare i mon pare no tenien diners per comprar-me-la.

Un dia, com qualsevol altre, me’n vaig anar al parc amb els meus amics i vaig passar per una botiga on vaig veure una bicicleta amb molts adhesius, m’agradà molt.

Li vaig preguntar a ma mare: ¿Si t’ajude a organitzar la casa em dones diners? La meua mare se’l va pensar i va dir: -d’acord. Al dia següent anava de camí al col·l3gi quan em vaig trobar amb una cartera, la vaig obrir, tenia dos-cents euros.

No sabia què fer, si anar a la policia o quedar-me amb eixos diners. En eixe moment vaig pensar anar a casa i dir-li a la meua mare el que m’havia trobat, ens vam anar directament a la policia a tornar la cartera. La meua mare em va dir : Per haver sigut bona persona et compraré la bicicleta.

Eixe dia va ser el millor dia de la meua vida.

Eva Castro (Ges matí)

Categoria Escriptors Consagrats

Pedalejant per la vida

M’agrada sentir l’aire

estavellant-se al meu cos

penetrant per la pell

fins als pulmons

donant-li vida, llibertat per a respirar

junt al soroll dels pedaleigs,

sincopats amb el cor

accelerat, ple de vida,

fent melodia amb la veu

que sense adonar-me

entona una cançoneta.

Amb tu aniria fins a la fi del món,

amb vent, amb pluja,

amb les hormones boges,

a corre-cuita, a pleret,

al matí, a la vesprada i a la nit…

Mai em canse d’anar amb tu

fidel company, de tants anys.

Hem envellit juntes

pels camins de la vida

amb les mateixes rodes, les mateixes cames

amb punxades, amb esforç,

amb molts clots pel camí

i alguna que altra pedra

que em va fer caure, per alçar-me

i tornar a pujar, a pedalejar.

Pedalejant per la vida!

Mentres el vent eixugava alguna llàgrima

pel dolor de la caiguda, de la vida,

per les ferides fetes, a la cama,

al braç o al cor…

Eres més que dos rodes i un cadenat

tens cor, esperit

perquè parle amb tu pels camins

i em sents, m’escoltes, ho se,

tanmateix com jo te sent a tu.

I em lleves la tristor

quan em veus abatuda, sense moral

posant alegria a les rodes,

esmunyin-te amb suavitat,

acariciant l’asfalt, el vent,

contagiant-me de seguida el teu ànim.

Amb l’aire estavellant-se al meu cos

I els sorolls dels pedaleigs

entonant una cançoneta, fent melodia

a contratemps, amb síncope.

No recorde què vaig aprendre primer

si caminar o pedalejar.

Encara veig la cara de mon pare

darrere meu, subjectant-me del selló

corrent, espentant-me, cridant-me:

“No mires cap arrere!

Mira al davant i pedaleja!”

I jo cridant, tota poregosa:

“No em soltes! No em soltes!”

Encara no havia cridat l’última vegada,

quan el tenia ja molt lluny,

mirant-me somrient…

Pedalejant per la vida…

Quins records, d’imatges, d’olors

a terra mullada, a pluja, a vent de mar

vent d’estiu, vent d’hivern

estavellant-se al meu cos, als ulls, al cor

junt als sorolls dels pedaleigs

entonant una cançoneta

que sense adonar-me

ix del cor, a contratemps

pedalejant per la vida…

Mª Amparo Azuara i Mascarell( Valencià Mitjà)

 

 

 

2 pensamientos en “Concurs Literari 2014: La bicicleta

  1. 25/04/2014
    Felicidades: Amparo, Eva, Pilar y Olga. O: Olga, Pilar, Eva y Amparo. Que lo mismo da que lo mismo tiene, o lo que es igual, tanto monta, monta tanto. Los cuatro cuentos son fabulosos, me han gustado muchísimo. Soy unas “Crac”. Siento no haber podido estar el día de los premios para felicitaros personalmente, pero lo hago desde esta ventana que nos da opción a poder estas cerca de todos los que formamos parte de esta maravillosa escuela. Enhorabuena chicas y no dejéis de escribir que lo hacéis muy bien.
    A.H.M.

    Me gusta

  2. Pingback: Dia del llibre | enredrat2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s