SIN ACRITUD

paco12

 17 de marzo de 2014

Creo que ha llegado el momento, de cumplir  una promesa que me hice a mí mismo. La promesa es, que sí encontraba el momento y el lugar adecuado, haría un alegato, sobre lo que sucede entre las personas de más edad y las de menos edad, con relación a la informática. Si digo que existe una gran “brecha” entre las personas de más edad y las de menos, a la hora de usar la informática, todo el mundo estará de acuerdo, y si digo, que cuanto mayor es la diferencia de edad, mayor es esa “brecha”, también estarán de acuerdo. Tengo 70 años y desde los 65 estoy relacionado con personas mayores y la informática. De estas personas mayores, hay un grupo, que por cuestión de su trabajo o por otros motivos, han tenido que utilizar la informática. De estas personas no hablo. Quiero hablar de aquellas personas que les hubiera gustado tener contacto con la informática y han tenido algún obstáculo. Por supuesto no estoy hablando de todos, ni estoy señalando casos concretos, precisamente, estas son las excepciones que confirman la regla. Vamos a poner una edad, de los 12 años a los 45 años y que en esa franja de edad, por cuestión de generación  han tenido acceso a la informática. Lo que quiero explicar no sucede con las personas que se dedican a enseñar informática a las persona mayores, por razones obvias, estas personas lo tienen claro. El hecho es el siguiente: nos encontramos con que hay una chica, o un chico, que están intentando enseñar informática a una persona mayor y, en un momento dado, observamos que está levantando la voz y que ni los modos ni las formas son las correctas y que está echando una bronca de tres pares de narices a esta persona. paco3 Podríamos pensar que la persona que recibe la bronca es alguien tímido o pusilánime, no, no, menuda leche tiene la persona en cuestión, lo que pasa es que le parece normal y a regañadientes lo acepta. Ahora vamos a las personas de 45 años, esto todavía es más grave, porque está hecho por gente, que son los que más les quieren y por supuesto, ni lo hacen con mala fe, ni por hacer daño, pero ocurre que utilizan palabra como, “no sabes”, “no puedes”, o “no tienes”. A costa de parecer un tipo pedante, tengo que decir que si supieran algo de esto, no utilizarían estas palabras, pues estas palabras deberían desaparecer de la faz de la Tierra. Estas personas, dicen cosas cómo, tú no tienes edad para esto, has llegado tarde y no puedes aprender esto, esto no es para ti, y toda una serie de tonterías inadmisibles. Lo digo alto y claro ¡¡¡ES MENTIRA!!! Por supuesto que las personas mayores hemos perdido parte de nuestras capacidades y tenemos menos memoria, nos cuesta más aprender, como se ha producido una desconexión neuronal, nos resulta más difícil relacionar unas ideas con otras, etc. pero eso  no significa que estemos totalmente incapacitados para usar la informática. Lo que tendremos que hacer es adaptar esa enseñanza a nuestra edad, lo mismo que hacemos con los más pequeños. Me preocupa mucho el que, por mi torpeza, pudiera ofender, herir, o molestar a alguien. Si así fuera, les pido perdón. Pensemos en las personas que tienen que usar sillas de ruedas. A todos se nos llena la boca con palabras grandilocuentes, pero no sucede nada importante hasta que la sociedad toma conciencia de esto y crea medidas para facilitar la vida a estas personas. Seguramente están pensando: menudo palizón nos está dando el amigo. Sí, es cierto. Pienso que es bueno que sepamos que esto sucede. Pudiera dar la impresión de que tengo algo contra los jóvenes, nada más lejos de la realidad, al contrario, me siento muy a gusto cuando estoy con ellos. paco5 Hay algo que ustedes pueden comprobar. En el caso de que ustedes no tengan internet en casa, tanto en los pueblos de alrededor, como en Valencia capital, tienen sitios para usar equipos informáticos y también pueden conectarse a internet. De paso hagan una prueba. En esos sitios, cuando tengan una persona joven al lado, háganle una pregunta sobre informática. Se encontrarán con una persona amable y simpática que no les dará una respuesta sino cincuenta, porque van sobrados, pero la respuesta será en clave joven, como es natural, como si hablaran con su compi, su colega, su amigo, o algo así, lo que quiere decir que no les servirá de nada. Voy a intentar demostrar la capacidad de las personas mayores, en forma de caricatura, para resaltar los hechos. Pensemos en una persona mayor, principalmente mujer, de más de 80 años y que su capacidad física y mental le permiten cocinar. Se pone a preparar una tortilla de patata o de cebolla, una sopa de ajo, unas migas, unas concretas, o una paella… lo que sea. Cuando termina, y lo pruebas, está para chuparse los dedos. Ahora nos vamos a una persona joven con dos carreras, que quiere hacer una tortilla de patata. Se va a internet, se baja dos aplicaciones avanzadas de cómo hacer una tortilla de patata, coge un peso y un cronómetro y se pone hacer la tortilla de patata. Cuando termina diremos que está mejor o no la tortilla, pero eso es para no ofender a la persona joven, porque eso no tiene nada que ver con las tortillas de la abuela (No hay comentario: eso es así). No me quiero alargar más así que termino. Dicen que lo importante no es lo que sucede, si no lo que se hace ante lo que sucede. Hay una película que se llama HORIZONTES DE GRANDEZA, es del año 1958, del género western. Los actores principales son Gregory Peck, Charlton Heston, Jean Simmons, Burl Ives, Carroll Baker, Chuck Connors, Charles Bickford. La historia se desarrolla en Texas y gira alrededor del control del agua para abrevar el ganado. paco10 copia Para no alargarlo. Hay un duelo y el protagonista le dice al jefe de la familia de los malos, que es una persona mayor: “Tengo unas pistolas de pistón (son las pistolas que se usaban para hacer duelos) ¿si quiere las cargo?”. El jefe de la familia le contesta: “Cuando iba en pantalón corto ya usaba pistolas de pistón, así que enséñele a su  abuela a freír huevo”. Eso me ha dado una idea, a ver qué les parece. Ustedes, los más jóvenes, se llenan de una paciencia infinita, ponen unas gotas de ternura, hacen el juramento, no la promesa, el juramento solemne de que van hacer lo que puedan para no perder las formas. Nosotros, los más mayores, a cambio, les enseñamos a freír huevos, o lo que haga falta, que de eso sabemos. ¡No pongan esa cara, que el saber de cocina en estos días está muy valorado!

Bueno lo piensan y me dicen algo. Hasta la vista.

Francisco López Ciria

2 pensamientos en “SIN ACRITUD

  1. Pingback: SIN ACRITUD | kachaskan232

  2. Totalmente de acuerdo contigo, lo he experimentado.
    También comencé con este ROLLO INFORMÁTICO
    hace unos cuatro años pero cuanto más comprendes
    las cosas de informática más te gusta y poco a poco
    te engancha aunque seas mayor y necesites más tiempo
    y explicaciones del profe.
    Animo a sumergir te en este mundo desconocido de la informática
    pero sin agobios y a tu ritmo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s